Posts Tagged 'Jazz'

Lo bo es va fer d’esperar

Esperanza Spalding | 09/04/11
Auditori de Girona | Girona

El Black Music Festival va arribar a la penúltima cita del seu calendari amb el concert a l’Auditori de Girona de la contrabaixista, cantant i compositora de jazz Esperanza Spalding; recentment premiada amb el Grammy a millor artista revelació.

I lo bo es va fer d’esperar. Spalding va començar l’actuació amb 50 minuts de retard per un problema amb el vol que l’havia de portar fins a Barcelona. Finalment va aterrar a Girona i el concert, l’inici del qual estava previst per les 21:00h, va començar tocades gairebé les 22:00h.

D’entre la foscor i per una porta lateral, Spalding va entrar a escena. Es va treure la jaqueta, es va descalçar i asseguda en una confortant butaca, es va servir i prendre una copa de vi. La jove de Portland es sentia com a casa. Acompanyada per un trio de corda (violí, violoncel i viola), un piano, una bateria i la una corista; la veu i el contrabaix d’Esperanza Spalding van oferir una meravella de concert que va deixar embadalit al públic assistent.

L’artista va repassar íntegrament el seu tercer disc «Chamber Music Society», una proposta arriscada de jazz d’avantguarda amb pinzellades de ritmes llatins. La veu dolça i sensual de la protagonista s’abraçaven amb l’execució virtuosa de les notes del seu contrabaix. La qualitat musical va ser la tònica de la nit i va quedar palesa en temes com «Winter Sun» o «Chacarera».

Spalding va esperar-se al bis per saludar i explicar els motius del seu retard a un públic que va passar de la impaciència a l’admiració per una artista a qui l’espera una carrera plena d’èxits.

Text i fotografia | Miquel Cornellà

Anuncios

Desnudando a la música

A las ocho de la tarde, pulso el open de mi lector de cds para convertir el momento en un éxtasis: empiezo a notar el hormigueo bullente de mis neuronas ansiosas, que llevaban tiempo esperando, esperándolo, esperándolos.

Un descuido hizo de telonero durante casi un mes, impacientándome, pero por fin he encontrado mi apreciado disco Musica Nuda 55/21 y ahora sé que éste no volverá a abandonar su sitio adjudicado.

Escucho los primeros acordes del contrabajo, suenan a pura autenticidad. Después llega la maestra de la combinación, la única que sabe conjugar dulzura y contundencia a partes iguales. Ferruccio Spinetti y Pietra Magoni consiguen una vez más la ovación de todos mis sentidos.

Su indumentaria 0, tan característica de su música desnuda, me traslada a un estado en el que sólo importa el jazz, el buen jazz. Una lluvia incesante de ejecuciones instrumentales perfectas de Ferruccio  y una aportación sublime de Pietra, que con su voz consigue bailar fluida y lánguidamente encima del rotundo contrabajo.

A medida que el disco se dirige a Basta un colpo di vento, la última de sus 17 composiciones, los asistentes a este regalo, mis oídos, son invadidos por la esencia de este dúo: la suma de una seriedad profesional y de un entusiasmo personal que se funden para dar lugar a una música simple y compleja, colorista y original, pero sobre todo bella.

Pietra domina los arpegios como quien va a oscuras en bata y zapatillas por su casa. El contrabajo de Ferruccio, que parece ser una parte más de su cuerpo, emocionaría hasta al más frío con su espontaneidad. La genialidad de ambos hace imposible que la piel no se erice al escuchar su jazz único. Y es el convencimiento de sí mismo y su énfasis lo que lo diferencian del resto.

La complicidad de esta pareja toscana lleva haciéndose evidente desde 2003, con su primer disco Música Nuda. En el 2006 llegaría Musica Nuda II y en el 2008 esta maravillosa obra Musica Nuda 55/21, que culminaba su trabajo hasta la semana pasada. Y es que el 15 de marzo salió a la venta su nuevo disco Complici, por el que ya hago cola.

Una sonoridad tan tierna y una inteligencia que haga destacar el silencio en la música y la música en el silencio está al alcance de muy pocos.

Pietra, Ferruccio, escucharos es simplemente un lujo.

Laura Román

ZAZ – Isabelle Geffroy, Qué grata sorpresa

En los últimos días ha llegado a mis manos un disco digno de mención. Se trata de ZAZ, el pseudónimo de la cantante francesa Isabelle Geffroy, una joven promesa enmarcada en los derroteros del jazz moderno. Su corta experiencia deja entrever una gran proyección artística, una gran voz y una producción excepcionales. Así se demuestra en su primer disco, cuyo título es también ZAZ.

Iba yo en el coche, y me dispuse a prestar atención a unos cuantos discos que había cogido prestados de una biblioteca, y el que más me llamó la atención (no preguntéis por qué) fue el de una chica mona que aparecía en la portada,  que además, no me sonaba para nada, ni su imagen ni su nombre. Como no pudo ser de otra manera, lo reproduje. Desde el primer momento, mi cabeza empezó a moverse a ritmo de un jazz moderno y muy bailable, en francés, con la sensualidad que ello comporta. Poco a poco, mi interés fue en aumento, ya que las canciones, a pesar de que no entendía absolutamente nada, tenían algo que me producía un bienestar y un “buen rollo” especial. Fui pasando, canción tras canción, y mi sorpresa fue en aumento. Un trabajo genial, una ejecución instrumental perfecta, muy poco cargada pero con mucho tacto y muy elegante. Una harmonía dulce y cercana, de aquellas que hacen sonreír al escucharla.

Deseando llegar a casa para buscar más información sobre ZAZ, seguí escuchando y me siguió embaucando. Y al llegar, directamente fui al ordenador en busca de algo más. Poca cosa en la gran red sobre esta nueva artista, una escueta página de la wikipedia, encima en italiano. Una chica que canta en francés, un jazz brutal, fresco y moderno, y muy poca información y en italiano: desconcertado. Luego vi que había otra wikipedia en francés, pero entendía mejor el italiano, ¿por qué será…? Los ingredientes perfectos para que en este momento esté informándoos de esta nueva artista emergente que, bien seguro, hará mella en el panorama musical actual. O por lo menos así quiero creerlo. Pues no puede pasar desapercibida.

He encontrado una página en la que podéis escuchar y descargar alguna de sus canciones de este disco que está presentando: click aquí.

Realmente interesante ¿verdad? Lo recomiendo todo, el disco entero, pero especialmente la tercera canción: Le Long de la Route. En el enlace que os paso, podéis escuchar pedacitos de este discazo.

Zeus Díaz Cid

12è Festival de Jazz de Vic

La dotzena edició del Festival de Jazz de Vic ja és a punt de començar. Ja s’ha presentat la programació d’enguany en la que es torna a apostar per la línia dels darrers anys: difondre el jazz de nova creació i les experiències pioneres de la música improvisada. Per aquesta edició s’ha guanyat una setmana més de programació i es celebrarà del 6 al 22 de maig entre la Jazz Cava, punt neuràlgic del Festival, i l’Auditori de l’Atlàntida inaugurat recentment.

En total seran una dotzena de concerts que s’han programat amb un criteri coherent i arriscat adreçats tan al públic en general com als aficionats que cerquen nous estímuls musicals. Artistes amb un marcat accent català, ja siguin d’aquí o residents al nostre país, compartiran cartell amb d’altres de prestigi internacional com Uri Caine, Hakon Kornstad o Eivind Aarset. El concert inaugural, el tradicional Pianíssim, anirà a càrrec del guitarrista Santi Careta en un projecte artístic que rep el nom de “La guitarra interpreta el piano del segle XX”. Tampoc cal oblidar els actes complementaris que acompanyen el festival com una master class a càrrec de d’Arecio Smith i Santi Serratosa o la festa de clausura a ritme del pop ie-ié català dels anys 60 de la mà de Dj Phil Musical, alter ego d’Òscar Dalmau.

Amb aquesta dotzena edició i per la seva singularitat, el Festival de Jazz de Vic ja ocupa un espai propi en l’àmbit musical català.

Per a més informació i consultar la programació completa adreceu-vos a: http://www.festivaljazzvic.cat

Miquel Cornellà

First Take al CCVIC Plaça d’Osona

Perdoneu-me, però he fet tard. La meva agenda m’indicava a les 19:00 h i el concert ha començat a les 18:00 h. Entono el mea culpa. Tot i això, he estat a temps de poder fer un petit tast de com sona la formació First Take, composta per tres joves músics que fan un jazz enèrgic barrejat amb altres estils com el rock, el funky o el pop, entre d’altres. L’osonenca Bertha Garcia “Nuna” (veu i teclats), Joel Sempere “Laiqo” (saxos, beatbox i cors) i Antonio Winkler “O’neill” (bateria i cors) han ofert al públic present al CCVIC Plaça d’Osona, una mostra de la seva expressió musical que els hi ha valgut ser un dels dos guanyadors del concurs musical Troc 2009.

First Take

First Take

Aquest cop la sala del CCVIC Plaça d’Osona ha estat la adequada per a acollir un públic de totes les edats, on sobretot la mainada s’ho ha passat d’allò més bé ballant i fent el dròpol al ritme dels First Take. Al final del concert i a petició dels mateixos nens, aquests han pogut tocar i experimentar amb la bateria de l’Antonio Winkler, que s’ho mirava des de la reraguarda amb cara de neguit i d’alegria al mateix temps. Sens dubte que per als First Take haurà estat un concert diferent desprès d’haver tocat durant aquest mes de maig a altres escenaris de Barcelona, Eindhoven, Sabadell o la mateixa ciutat de Vic.

Text i fotografia: Miquel Cornellà de la Cruz

Festival Jazz Vic 09 – Jazz: sí

Como ya sabéis empecé el Festival algo desilusionado debido a la falta de comunicación que me parecía entrever entre el autor y su público. Todo ello desencadenado por la rareza y el virtuosismo de los intérpretes – y por el medio The Little – y las majestuosas y complejas obras que expresaban.

Llegó la hora de cambiar el tono, el pasado viernes a las 22.00h en el Centre Cívic del Remei – Estadi con Beady Belle, y eso no fue todo, sino que culminó la fiesta el sábado a las 00.30h con Gnaposs, en la Sala Pasternak.

De Beady Belle destaco temas largos pero en ningún momento pesados; aunque sí que se hicieron algo pesados los cinco minutos que pasamos esperando a solucionar un problema técnico con la batería, que era eléctrica. También es preciso mencionar la potencia de la voz de la líder de la banda, embarazada ya de unos meses; acompañada de un guitarra y cantante aparentemente muy influenciado por Knophler, la cual cosa le honra. En fin, elegantes, muy respetuosos con los espacios solistas y muy compactados.

Beadybelle01

Beady Belle

Por otro lado, Gnaposs hizo temblar Pasternak con una mezcla de Funky, rock, blues en clave de jazz bailón y divertido, rápido; imposible no moverse. Destaco al líder cantante y guitarrista de la banda, por esa técnica y esa velocidad, de lo más controladas, y por unos riffs potentes procedentes de funky más puro, nada de jazz en ellos, pero se agradecieron. Como también se agradeció el “buen rollo” que transmitió, bajando al público a tocar y a invitar a la gente a unirse a lo que realmente fue toda una fiesta.

Gnaposs

Gnaposs

Pasan a mi memoria dos bandas que, desde ahora, formarán parte de mi biblioteca, y espero que de la de muchos otros que tengan el placer de disfrutar de otro concepto de jazz; divertido, original, frenético en algunas ocasiones, y sutil allí donde, por naturaleza, cabe la melodía más pura. Inteligente pero sin pretensiones de despistar y desviar al público. Es ese jazz que engancha, y que combina y fusiona estilos tan dispares para convertirlos en eso que venimos llamando festival. Como veis, dos grandes grupos que le han dado un carácter diferente al Festival de este año, despidiéndose de la manera más elegante posible. No todo ha sido jazz, pero sí tomaba forma de ello.

Texto: Zeus Díaz Cid
Fotografía: Jordi González Capel y Miquel Cornellà de la Cruz

Festival Jazz Vic 09 – Perico “Samvic”

Eran 20 en el escenario, y empezó a cantar uno solo. Eran Perico Sambeat Flamenco Big Band (webmyspace). Después de una intro de lo más flamenca, nos sorprendió el saxo del líder y compositor de las piezas que iban a sonar esa noche: Perico Sambeat. A partir de ahí, con el público en el bolsillo, empezó la banda a deleitarnos con el mejor jazz disfrazado de flamenco. Y no flamenco disfrazado de jazz.

Perico Sambeat - fotografía myspace

Perico Sambeat - fotografía myspace

Encontré momentos disonantes que no permitieron que me despistase, pues justo antes algún solista rompía el hielo para desenmascarar todos sus adentros con los dedos. Escuché solos verdaderamente impresionantes, velocidades típicas del jazz más fiel, y ese mismo hecho fue el que me llevó a cansarme un poquito de los solos-exhibición. Pero debo reconocer que quedé impresionado de la técnica; aunque no de la harmonía. A lo largo del concierto eché de menos la guitarra española, pues todo me sonó mucho a jazz y poco a flamenco, quizá hubiese preferido una buena mezcla entre ambos, abusando un poquito más del cantaor y, sobretodo, de la guitarra. Gran papel el que desempeñó el pianista, sutil, buen acompañante, humilde en los momentos de protagonismo, y muy delicado.

En suma, una gran formación, con un gran proyecto entre manos, pero quizá ande yo un poquito melódico, y me sigue faltando la comunión entre público y artistas a través de la armonía. El jazz no siempre tiene que ser tan raro.

Zeus Díaz Cid


Photobucket Photobucket Photobucket

Lectores on line