Archive for the 'Reportajes' Category

Música a la xarxa, una amenaça o una oportunitat?

A principis del segle XIX, el compositor alemany Ludwig van Beethoven deia: “Hauria d’haver-hi un gran magatzem d’art en el món en el que l’artista pogués dur les seves obres i des del qual el món pogués prendre el que necessités”. Més que un desig, aquesta frase semblava un presagi d’un avenç tecnològic que canviaria el món i indústria de la música: Internet.

La indústria musical s’ha caracteritzat, al llarg de la seva història, per no saber adaptar-se als canvis del seu entorn i sobretot pel que fa als canvis i avenços tecnològics dels últims anys. Aquests avenços tecnològics han transformat i transformen el negoci de la indústria musical en les seves formes de producció, promoció, distribució i consum. La indústria s’ha ancorat en un model de negoci que anys enrere li era molt rentable i que encara ara es nega a perdre.

Però no només la indústria musical ha experimentat canvis amb la irrupció d’Internet a les nostres vides. Els artistes també han trobat a la xarxa noves formes per a donar a conèixer el seu producte, cosa que ha beneficiat als consumidors que, a més d’ampliar el seus coneixements musicals, han descobert serveis que anys enrere eren inimaginables.

Llavors, la relació música i Internet, és una amenaça o una oportunitat? Aquesta pregunta pot variar molt en funció de a qui es dirigeixi: indústria, artistes o consumidors. Però també pot variar la resposta en funció del moment en que es faci. No és la mateixa situació en la que vivim actualment, que en la de fa 20 anys enrere.

Per entendre i intentar trobar resposta a la pregunta, s’han d’analitzar varis actors que han participat al llarg dels últims anys en aquest binomi música i Internet.

Tot i que la primera patent data del 1986, l’extensió .mp3 es va popularitzar a partir del 1995 quan Karlheinz Brandenburg, un dels principals creadors del format, la utilitza ja en alguns arxius. Ràpidament el MP3 és va convertir en un dels formats d’àudio digital comprimit més utilitzats a nivell mundial. Gràcies a la capacitat de reduir entre 10 i 20 vegades la mida de l’arxiu original i amb una pèrdua molt poc significativa de la qualitat del so, el MP3 es va convertir en un format estàndard per als aparells informàtics.

El format MP3 també va trobar una escletxa dins del mercat dels reproductors portàtils gràcies a la seva principal característica: el seu reduït tamany d’emmagatzematge. A meitat de la dècada dels 90, el negoci dels reproductors portàtils estava compost per els Walkman, els Discman i els Minidisc. Amb l’aparició del nou format, les grans multinacionals de hardware es varen afanyar a construir i posar a la venda milers d’aparells d’aparells reproductors MP3. Tot i que Sony, Creative o Nokia; s’en van endur gran part del pastís del nou negoci, Apple va ser i és a dia d’avui, la més beneficiada gràcies al seu aparell reproductor: l’iPod.

El MP3 va coincidir amb la paulatina integració d’Internet a la societat en general, fet que va propiciar l’enviament de música mitjançant el nou canal de comunicació digital. Els desenvolupadors tecnològics de software a la xarxa no tardaren a veure una nova manera d’accedir a la música de manera gratuïta. Va ser en aquest punt quan varen començar a sorgir les anomenades xarxes P2P (peer to peer), una revolucionaria forma d’intercanvi d’arxius entre usuaris.

El juny de 1999, Shaw Fanning i dos amics més creen Napster, un software de distribució i intercanvi d’arxius de música en format MP3. Va ser el pioner de les anomenades xarxes P2P, tot i que no es tractava d’un P2P al 100% ja que emmagatzemava en un arxiu central la llista d’usuaris i el catàleg que oferien a la xarxa. Amb aquesta eina els usuaris podien compartir arxius de música amb d’altres usuaris de manera gratuïta i lliure fet que va provocar una ràpida protesta de les discogràfiques, musics i institucions de drets d’autor. Però arran d’aquestes protestes, Napster va aconseguir encara més popularitat entre els usuaris i en pocs mesos ja comptava amb milions de persones que utilitzaven el seu servei.

El desacord de la indústria musical pel que feia a la nova aparició d’aquesta eina, contrastava amb la dels usuaris. La popularitat del model P2P engloba un conjunt de factors que van més enllà de la gratuÍtat del producte. La comoditat, la disponibilitat, l’exploració o la capacitat d’elecció de cançons individuals; van ser i són encara ara algun dels factors que han fet de les xarxes P2P un servei tan massiu entre la comunitat d’Internet.

La indústria musical no va ser capaç de trobar una alternativa al problema i només es va dedicar a denunciar els fets i portar-los a judici. Així va ocòrrer amb Napster que, finalment, el juliol de 2001 va haver de tancar el seu servei per les nombroses demandes imposades per discogràfiques i músics de renom com Metallica. Però amb el tancament de Napster no es va acabar el malson per a la indústria musical. Després de Napster varen sorgir tot un reguitzell de noves xarxes P2P que imitaven el famós model imposat per Shaw Fanning. D’entre les més populars cal destacar Kazaa, eMule, Ares, BitTorrent o eDonkey. Tot i que encara s’utilitzen, les xarxes P2P estan perdent popularitat enfront d’altres sistemes d’intercanvi i reproducció d’arxius com l’streaming.

A principis del segle XX i inicis del XXI, la indústria musical semblava estar condemnada a fer fallida d’una manera estrepitosa degut a la seva poca adaptació als temps canviants. Però la multinacional tecnologica Apple va posar en funcionament una nova eina que faria ressorgir la rendibilitat de la venda de música, en aquest cas digital.

iTunes és un software de reproducció d’arxius digitals de música del que la seva primera versió data del 2001. Dos anys més tard i des del mateix reproductor, s’obre una botiga de venda de música on line anomenada iTunes Music Store (actualment iTunes Store). La principal particularitat d’aquesta botiga virtual es la d’adquirir una o més cançons en comptes de l’àlbum complet com sempre s’havia practicat en el mercat discogràfic. El preu, 0,99 euros per cançó, també era un dels punts a favor del nou negoci que en poc temps es va convertir en el principal agent de venda de música a la xarxa. A l’auge de l’iTunes Store també se la relaciona amb la popularització del reproductor portàtil iPod.

Cal tenir en compte que les discogràfiques guanyen molt més en el negoci digital de la música que no pas amb el convencional. Quan un disc és publicat s’ha de tenir en compte les despeses de fabricació i distribució de l’àlbum. Gràcies al negoci digital, les discogràfiques s’estalvien totes aquestes despeses i venen música de menys qualitat (format MP3) a un preu mitjanament inferior als dels habituals discs.

MySpace és una xarxa social que es crea l’any 2003 per Tom Anderson i un grup de programadors. Creix ràpidament sobretot en territori nord-americà. A més de tots els serveis que pot oferir qualsevol xarxa social (perfils personals, blocs, fotografies, música o vídeo), MySpace es converteix en una poderosa eina de marketing per a artistes i grups de música. Aquest servei ofereix la possibilitat de personalitzar un lloc web (amb codi HTML i CSS), incloure cançons o compartir esdeveniments. Tan popular és aquest servei, que és una de les primeres passes a realitzar per artistes i grups de música en quant a promoció i marketing.

Gràcies a aquest lloc web molts artistes han pogut donar-se a conèixer a tot el món sense la necessitat de passar per un segell discogràfic i ha permès als artistes promocionar-se lliurement i gratuïtament. Tan és així que a molts grups ja se’ls anomena com la generació MySpace ja que es varen catapultar a l’èxit gràcies a aquesta plataforma. El cas més paradigmàtic és el de la formació anglesa Artic Monckeys. En les darreres edicions del Primavera Sound Festival hi ha un espai anomenat Salón MySpace 43 en el que precisament es dona a conèixer i reconèixer artistes que han sortit d’aquesta xarxa social. Per aquest espai han sortit artistes com Russian Red.

A més de MySpace existeixen altres xarxes socials, com Facebook, que han ajudat als artistes a la promoció de la seva imatge i activitats sense la intervenció d’empreses de management fen palès aquell lema punk del: “Do it Yourself”.

Spotify és un aplicació digital per escoltar música via streaming. Es va desenvolupar a Suècia durant el 2006 i l’octubre de 2007 va ser llançat a diversos països d’Europa. Es tracta d’un nou model musical a la xarxa acceptat per la indústria discogràfica ja que té acords amb les anomenades major labels o big four (Warner, Sony, EMI i Universal) entre d’altres segells independents.

Sens dubte que Spotify és el major fenomen musical del sector dels últims anys a més de ser la gran esperança per a la indústria. I es que aquesta plataforma agrada tan als consumidors, com als artistes i les discogràfiques. En l’actualitat posseeix un dels catàlegs musicals més grans a nivell planetari. Fins i tot, petits segells independents fan el possible per incloure el seus àlbums dins de l’esfera Spotify.

Les fonts d’ingressos que obté Spotify provenen via anuncis o subscriptors. Tot i que la gran majoria dels usuaris utilitzen les dues versions gratuïtes (Free o Open), la publicitat d’aquestes no és gaire intrusiva per a l’oient, cosa que fa la plataforma molt atractiva i amb una interfície molt intuitiva i fàcil d’utilitzar. Per a aquell que no vulgui escoltar publicitat pot decantar-se per les vies de pagament (Premium o Unlimited).

Part de l’èxit del fenomen Spotify recau en la seva paulatina integració amb els usuaris. Els primers usuaris havien de tenir una invitació per poder accedir al servei mentre que hi havia un munt d’usuaris en llista d’espera. Aquesta exclusivitat va ser una de les claus de l’invent. Més tard arribaria l’opció de la portabilitat amb aplicacions per a smartphones. Després Spotify Social va permetre que la comunitat creixés amb l’opció de compartir els teus gustos musicals amb d’altres usuaris. I finalment l’opció Open, que permet a tothom que vulgui registrar-se a Spotify amb l’inconvenient d’una limitació de temps. De ben segur que Spotify seguirà creixent i oferint novetats. S’ha de pensar també que el servei, de moment, només està integrat a Europa. Què passarà quan viatgi a l’altre banda de l’Atlàntic?

Spotify té totes les opcions de convertir-se en la gran aplicació de música i el motor de canvi de la percepció de tots els agents participants en el món de la música a Internet.

En poc més de 15 anys el món de la música ha canviat totalment i gran part és degut al fenomen d’Internet. Per a molts, la xarxa encara és una amenaça. Sobretot per a aquells que encara confien en models basats en una rendibilitat que, en els temps que corren, ja no és valida. Per a molts d’altres, la xarxa ha sigut la millor de les oportunitats. Són aquells que han sabut adaptar-se als canvis dels nous temps. I es que com bé es deia en la introducció d’aquest text, la falta d’adaptació ha estat el problema del gran crash de la indústria musical. Afortunadament, plataformes com iTunes o Spotify, han sigut promotores d’aquesta adaptació i sembla ser que les grans discogràfiques es miren amb més bons ulls el fenomen de la música a la xarxa.

Els artistes han aconseguit que la promoció i distribució de la seva música sigui molt més fàcil i directa gràcies a la xarxa. Ja no han de dependre de grans multinacionals o segells independents per a donar a conèixer la seva producció musical. L’autoproducció està calant molt fort sobretot en els artistes novells, cosa que anys enrere era impossible. Les xarxes socials han ajudat a que el teixit musical d’artistes, sales, consumidors i altres agents que intervenen en el món de la música, s’apropin. Que existeix una forta competència? Si, és cert, però la competencia fa que la creativitat s’hagi de potenciar molt més i que els resultats siguin molt millors.

Els consumidors han estat part activa de la relació música i Internet durant tots aquests anys. Sens dubte que són els màxims beneficiats de tots els canvis que han anat sorgit i tampoc han estat exempts d’adaptacions. Han passat de ser col·leccionistes d’obres amb les descarregues per P2P a convertir-se en consumistes selectius mitjançant l’streaming. Ja no es tracta de tindre la música, sinó d’accedir-hi. I els accessos han millorat molt, ja que s’ha passat de models que no es consideraven legals o que molestaven a algunes de les parts participants, a un model totalment vàlid i que facilita la reproducció de tot el món de la música.

El gran magatzem de música del que parlava Beethoven ja és una realitat.

Miquel Cornellà

Un far de postal

L’Hotel El Far és una oportunitat única per a aquells que sempre han desitjat dormir vora la llum intermitent d’un far. Ubicat a la vila marinera de Llafranc (municipi de Palafrugell), les instal·lacions d’aquest allotjament s’assenten al capdamunt d’un penya-segat de 175 metres d’alçada de la muntanya de Sant Sebastià que dona també nom al mateix far.

El complex arquitectònic i l’entorn estan carregats d’història ja que l’hotel s’erigí en un antic hostal del segle XVIII. A més compta amb una torre de vigilància i una ermita que daten del segle XV, junt amb un jaciment ibèric de finals del segle VI a.C.

Pel que fa a les instal·lacions l’Hotel El Far disposa de nou habitacions amb un atrezzo d’estil mariner. Totes les estances gaudeixen d’unes espectaculars vistes ja sigui al Empordà, els Pirineus (en dies de bona visibilitat), les postes de sol i, com no, al mar. La Suite destaca i es caracteritza per una decoració amb una gama cromàtica de diferents tons blaus i també per una extraordinària visió de l’horitzó mediterrani.

Els miradors que rodegen l’hotel són dignes de ser vistos i tampoc es poden deixar de visitar les platges de Llafranc, Tamariu i Calella de Palafrugell; o les nombroses cales que poblen el litoral de la Costa Brava.

Sens dubte, es pot dir que l’Hotel El Far està situat en un espai i entorn privilegiats i que es tracta d’un lloc molt recomanable per a totes aquelles persones romàntiques i que gaudeixen del plaer d’una bona estança.

Miquel Cornellà de la Cruz
[ També publicat a diaridegirona.cat en la secció Cap de Setmana ]

“Hay poco Rock & Roll”

Manual de instrucciones de pretendido texto:

  1. Léase “del tirón”, sin pensar en nada más.
  2. Al acabar, cerciórese de que figuran dos tipografías diferentes a lo largo del texto.
  3. El presente texto cuenta dos historias relacionadas.
  4. Interprétense juntas o por separado ambas tipografías.
  5. Momentos Bipolares Controlados.

Ando algo cansado de escuchar y no descubrir, de investigar y cansarme de oír y de leer lo mismo.

No quiero decir con ello que no existan propuestas musicales originales e innovadoras, o por lo menos con un diferenciado estilo propio. Sí quiero hacer apología del rock, pues no encuentro motivo alguno para que dicho estilo pierda la fuerza que le ha caracterizado a lo largo de la historia. Me refiero a la sensación que provoca descubrir un grupo de rock y que no encuentre salas donde tocar, o tener que escuchar lo bueno de siempre porque nadie apuesta por nada joven.

Hace exactamente 10 días que se celebró el festival Rockmeló, en la población de Montmeló, situada en el Vallés Oriental, entre Granollers y Mollet del Vallés. Como he dicho –Rockmeló- debería tratarse de un festival de rock, además se trata de una propuesta de pequeño formato, que empezó a rodar hace seis años y que ya en sus inicios prometía. Sí, es una opinión propia, pero se produjo por primera vez, y cesó, al comprobar que el nombre del festival no concuerda con el carácter del mismo. “Rockmeló” es un término bien escogido, solo requiere dos cosas: que el festival sea en Montmeló, i que el rock sea el motor principal de la fiesta. El primer requerimiento se cumple, el segundo no.

Que el cabeza de cartel sea un grupo más o menos rockero no justifica que quien quiera disfrutar de buen rock tenga que tragarse los grupos de moda de la comarca, que no apuestan por nada más interesante que el gastado mestizaje que golpea el Vallés con los bastos de grupos estrella como fueron Muchachito, La Kinky Beat o Ojos de Brujo, entre otros. Ahora lo que se lleva son cosas similares con nombres diferentes, es decir, La Limoncello, o el Niño de la Hipoteca.

Estos fueron dos de los 4 grupos que aquel sábado 9 de enero de este nuevo año me sorprendieron, pero no gratamente.

El festival comienza con un grupo local, que en este caso fueron los jovencísimos 4 Palabras, que nos presentaron un repertorio repleto de ganas y de buenas formas rockeras y muy urbanas. Pero destinados a luchar contra viento y marea para sacar su música del local de ensayo. A continuación actuó La Limoncello, una formación típica que mezcla el ska con la electrónica, pasando por el punk, el reggae, etc. Seguidamente, salió al escenario El Niño de la Hipoteca, un personaje que mezcla las características más íntimas de Macaco (que ha acabado en los 40), con la velocidad y la voz de pitillo de Jairo el del bombo. Finalmente, el grupo que justificaba los diez euros que muchos habíamos pagado de la entrada: Poncho K. Un rockero en toda regla, uno de esos grupos que sorprenden ver en el cartel del Rockmeló por mucho que ese sea su nombre. Tan esperado, que al final me supo a poco, quizá porque el sonido tampoco convidaba a estar muy pendiente de la grandeza de las letras de Poncho. En fin, que se trató de un festival que cumplió mis expectativas, las expectativas de un deprimido rockero que echa de menos los estribillos del buen Fito cuando nos deleitaba con sus denuncias con los Platero y Tú, los “chillíos” de un Robe subido en el escenario con el gran Uoho, compañero de hazañas y batallas de todo el panorama rockero estatal de los últimos años, al Kutxi, con su canto jondo y sus titiriteros… y más aún, a los duros de Barricada, o a los queridísimos Héroes… Las expectativas de quien a ratos critica sin tregua y de quien al mismo tiempo disfrutó de la fiesta como uno más, aunque al final le dé por pensar.

¿Y ahora qué?

Eso es lo que no dejo de preguntarme: ¿Quiénes serán los sustitutos en el tiempo de Platero, de Extremoduro, de Marea, de Barricada y Barón Rojo, de Rosendo…? Y así seguiría diciendo nombres, recordando viejos momentos, en viejos conciertos – alguno todavía puede disfrutarse – pero solamente serían recuerdos; los pequeños, que dentro de pocos años serán jóvenes, tendrán que dirigirse a las casas de discos… ¡NO! Perdón… ahora ya a Internet, para saber qué es lo que existió antes de la moda medio hippi que nos envuelve, antes del “móvil con música por la calle”, (que  tanto ensucia el estilo de Marley), antes de todo lo que tenemos ahora, y que no está tan lejos, sino que simplemente parece que lo hayamos enterrado antes de tiempo. Ahora solamente unos pocos niños freaks tocan rock and roll confusos por la marabunta de bandas que tienen a su alcance, y perdidos por ser los bichos raros de un colectivo que, o bien se divierte escuchando “reggeton”, o se tiran pronto al nuevo y débil Indie, o simplemente no les interesa la música más allá de “lo que suena por la radio”. Así están los nuevos jóvenes rockeros, así nada puede prosperar.

Es este lo que pretende ser un reportaje desde lo más hondo, desde una bipolaridad personal controlada y comedida, que narra unos cuantos hechos: que el Rockmeló hay que respetarlo, pero que no es un festival de rock; que el rock parece haber muerto, pero que no es así; que la negatividad y la crítica debe convertirnos a todos, pero que tampoco es así; que soy un bocazas, pero que no pretendo herir; y sobretodo, que le hemos hecho mucho daño al rock and roll.

Zeus Díaz Cid

El Català com a eina d’integració

El Català com a eina d’integració” és un petit videoreportatge que tracta sobre la llengua catalana com a vehicle d‘inserció social. Gravat el novembre de 2009 al centre del Consorci per a la Normalització Lingüística d’Osona de Vic.

Realitzat per Ramón Castro, Miquel Cornellà i James Trabal.

Miquel Cornellà de la Cruz

El fenómeno Spotify

spotifyYa lo avanzábamos en abril (ver aquí), Spotify se está convirtiendo en toda una revolución del mercado musical y posiblemente sea el modelo a seguir en un futuro no muy lejano. El pasado sábado 17, el diario El País recogía un reportaje titulado Napster, iTunes… ¿y ahora Spotify? firmado por Joseba Elola. Interesante documento que recoge la historia de la plataforma online además de un análisis de la situación actual del mercado musical. También hay declaraciones de discográficas, productores y artistas que opinan acerca del fenómeno Spotify.

El reportaje cierra con una reflexión muy acertada:

Es decir, la cuestión no es tener música, sino acceder a ella. O tener tele, sino acceder a los programas que a uno le interesan. Todo estará alojado en la nube, ese concepto emergente, ese espacio al que se accede mediante los teléfonos y ordenadores. Es el principio del mundo en que mucha gente vivirá conectada a Internet las 24 horas del día. Porque allí estarán las películas, los programas, las noticias, las canciones.

Os adjunto el enlace del reportaje completo.

Reportaje / Napster, iTunes… ¿y ahora Spotify

[ Vía: Twitter ]

Miquel Cornellà de la Cruz

826 Valencia: “¡Al abordaje!”

No intentes mantener atada tu imaginación. Esa es la primera regla que cualquier aspirante a lobo de mar debe aceptar al entrar en la tienda de piratas de Dave Eggers, 826 Valencia. Si respeta este código de honor y no cae por alguna de las trampillas escondidas por la tienda, ante sus ojos –ojo y parche, si de verdad es un pirata– se presenta un gran surtido de objetos que le permitirán dejar de ser un marinero de agua dulce: la imprescindible Jolly Rogers, cartas de navegación y mapas del océano, repuestos para la pata de palo, brújulas, catalejos y demás aparejos de navegación, pedazos de sabiduría bucanera y… ¡un momento! ¡Libros! ¡Rayos y centellas!

Uno se pregunta: ¿Qué esconde un afamado escritor y periodista al regentar una tienda de piratas en el barrio latino de San Francisco? La respuesta se encuentra al abrir la puerta trasera de la tienda. En lugar del habitual almacén, despachos y lavabos, la rebotica de 826 Valencia es la verdadera razón de ser de todo el local. Allí, Dave Eggers y su equipo de locos tratan de contagiar a los niños del barrio y de toda la ciudad esa dulce locura que se esconde en el acto de leer y escribir.

Los orígenes de 826 Valencia se remontan al año 2002. Eggers había adquirido fama mundial tras su aclamado libro “Una historia conmovedora, asombrosa y genial”. La historia trata de los problemas que Eggers vivió cuando, al morir sus padres con un mes de diferencia entre ellos, él tuvo que hacerse cargo de su hermano Toph. Se mudaron de Illinois, donde habían crecido, a la Bahía, y Dave, con sólo 22 años, empezó a mezclarse con los profesores de Toph para conocer mejor a su hermano pequeño. “Casi sin darme cuenta me convertí en un adulto y descubrí qué es ser humano”.

La revisión de esos años, con amplias libertades creativas y el estilo crudo pero hilarante de Eggers, llevaron al libro al número uno de la lista de best-sellers del New York Times, a la final del Premio Pulitzer o a ser declarado por la revista Time como el mejor libro del año 2000. Y en 2002, New Line Cinema adquirió los derechos para llevar la historia a la pantalla por la nada despreciable cifra de dos millones de dólares.

Con el dinero del libro, Eggers pudo cumplir su sueño de ayudar a las decadentes escuelas públicas del barrio. Así que, junto a Ninive Caligari, amiga de la infancia y profesora de instituto, Dave inició los trámites para abrir un centro donde los niños pudieran pasarse después de las clases a recibir ayuda con sus deberes y sentirse interesados por temas relacionados con la literatura. El primer impedimento se lo encontraron en las ordenanzas municipales del distrito, que obligaban a todo establecimiento a ser o comercial o del ramo de la restauración. Así es como Dave tuvo la idea de montar la tienda de tesoros escondidos: “Estos niños no iban a ir a un sitio llamado Centro Para Niños Que Necesitan Ayuda, ¿no?”. Además, los beneficios de la tienda se destinan a las actividades del centro literario, que son todas gratuitas.

Entre estas actividades, además de ayudar a los jóvenes con sus deberes escolares, se organizan talleres de cómic, de jazz y poesía, proyectos en las escuelas de la ciudad, campamentos literarios de verano, preparación de fanzines, noches de comedia o charlas con invitados relevantes en el panorama cultural, de la talla de Spike Jonze. Y a los mandos del timón, 826 Valencia ha colocado a un equipo formado por voluntarios, escritores de renombre, periodistas, artistas gráficos –el Barrio de la Misión está lleno de murales de artistas del Chicano Art Mural Movement de los setenta– y cualquiera con las aptitudes necesarias para envalentonar a un chaval en la aventura de publicar. Porque al final de eso se trata: “De hacerles creer que es posible que sus libros estén en la misma estantería que los libros que les gusta leer. Hoy en día la tecnología lo permite”. Y una considerable inversión de energía, tiempo y recursos.

Después de ayudar a los jóvenes en sus proyectos, los tutores entregan el material a Mr. Blue, un editor gordo y cabreado, que vive en el ático. Mr. Blue exige que todo el material que le llega sea absolutamente original. Si no es así, los niños escuchan sus gritos irritados, pero si el material supera esta prueba de fuego, se oye el sello de aprobación y se empieza con el proceso de publicación.

Esta estrategia imaginativa, este Mago de Oz del piso de arriba, sirve a los tutores para motivar a los jóvenes a desarrollar su propia imaginación, lejos de las historias que les proponen el cine o los videojuegos. Y al parecer funciona ya que los otros centros que el movimiento 826 National ha abierto a lo largo del país, tienen cada uno su propio editor cabreado: el centro de Chicago rinde pleitesía al Almirante Moody, mientras el material de los niños de Seattle lo examina una ostra gigante, Mr. Geoduck.

Estos centros paralelos iniciaron su andadura en el 2004. “Nunca esperé que esto se extendiera más allá de la Bahía. Pero recibíamos tanto apoyo y tantas preguntas para poner en marcha algo similar que iniciamos 826 National”. La organización ha servido de paraguas para la apertura de los demás centros y actualmente ya son siete, todos con el particular estilo de 826 Valencia: el original en San Francisco, los ya mencionados de Chicago y Seattle, así como en Boston, Michigan, Los Angeles y Nueva York.

Todos disponen de su tienda-anzuelo para atraer a los niños. La Batcueva, La Tienda de EspíasLa Tienda Aburrida, en su nombre en clave–, La Tienda de Robots, de los Viajes en el Tiempo… La imaginación y la fantasía de los centros 826 impulsados por Dave Eggers han conseguido que un buen puñado de niños y jóvenes visiten estos reinos fantásticos, y vuelvan con un valioso botín formado por grandes historias que contar. Poner a su disposición los medios para contar estas fabulosas historias es lo que Dave hace. La última de ellas, “Exactamente diez castores, nueve hadas, ocho sueños, siete caballeros, seis princesas, cinco perros, cuatro nutrias, tres hombres viejos, dos robots, un zapato viajero y todo lo demás que hace falta para hacer el mejor libro de historias infantiles”, no necesita más presentación que el título.

Dave y su equipo siguen mezclando aprendizaje con sentido del humor, sacrificio con diversión, esfuerzo con risas y trayendo un pedazo de fantasía a un barrio donde a los niños, de otra manera, tal vez les costase algo más ser capaces de soñar. Y el proyecto sigue a toda vela, rumbo al horizonte.


David jollyrogers

Tu cerebro te engaña (II)

El tunicado. Cerebro digestivo

ecteinascid1_aEl cerebro obra de forma similar en todas las especies, aunque solo los vertebrados tienen ciertas funciones superiores. Un ejemplo de su utilidad lo presenta un curioso animal llamado Tunicado que vive en el fondo del mar enganchado a las rocas de manera inerte. Esta especia traga agua y la expulsa, de ello se alimenta y no requiere más que un primitivo cerebro para hacer la digestión. Sin embargo al nacer se genera una semilla inteligente que tiene movilidad, como un renacuajo. Puede percibir la luz y saber donde esta arriba y abajo. Es decir que tiene un sistema vascular y tacto, al menos durante una hora, luego debe encontrar un sitio donde fijarse. Una vez fijo absorbe su propio cerebro, porque ya no lo necesita.

Pasión contra razón

clip_image002 El 90% de los procesos del cuerpo humano son controlados por el cerebro de manera automática, ya que si se tuviera que estar pendiente de procesos cómo respirar o hacer la digestión nuestra velocidad de reacción sería lenta e inútil. Estas funciones son controladas por el tallo cerebral y el hipotálamo.  Este sistema es el más primitivo dentro del cerebro, es la parte que el romanticismo metafísico ha relacionado con las pasiones. Su nombre es el sistema límbico.

La otra parte que rige los actos humanos es el neocortex. Esta es la parte más reciente del cerebro y se cree que ha aparecido en el último millón de años. Se trata de una fina capa de apenas 2 milímetros de grosor dividida en 6 capas profundamente jerarquizadas. Contiene alrededor de 30.000 millones de neuronas, lo cual es una cifra alta para su tamaño, si tenemos en cuenta que se especula con la posibilidad que el número total de neuronas en el cerebro sea de unos 100.000 millones. Aquí se encuentran los recuerdos, las habilidades aprendidas o las experiencias.

¿Pero como codifica los estímulos que llegan en forma de pequeñas descargas eléctricas?  Si se observa como se transmite la información entre las capas se deduce que la interacción entre ellas es clave. La información sensorial entra por las fibras nerviosas del cerebro llamadas axones hasta las capas inferiores, se procesan las características más básicas de lo que se esta percibiendo. En el caso del ojo por ejemplo, sería el color o el contraste. Conforme la información sube por las capas se añaden datos más abstractos hasta darle el sentido final, no solo del objeto en si, sino también del contexto para entenderlo.

Tampoco es igual el trabajo de las capas superiores en comparación con sus homologas inferiores. Mientras que las capas inferiores están continuamente enviando señales (nunca dejamos de percibir) en las superiores el ritmo es más lento, dado que se percibe la suma de la información y no solo los detalles.

cerebro1

Vernon Mouncastle introdujo una interesante teoría hace ya 25 años desde la universidad de Johns Hopkins. Su libro “An Organizing Principle for Cerebral Function: The Unit Model and the Distributed System”, explicaba como las capas del neocortex, aun trabajando para decodificar la información de forma diferente, tenían la misma estructura, la misma organización, el mismo tipo de neuronas. Es decir que cumplen la misma función. El hecho de que todos los sentidos viajen por el mismo canal dio pie a un descubrimiento bastante extraño. Una vez procesada la información no existe diferencia entre un olor, sabor o visión de un objeto u persona. La Información se torna en un de conjuntos de impulsos eléctricos idénticos.

Los sentidos se entremezclan y adquieren relevancia en conjunto. .  Ciertamente existe reticencia a creer que las mismas células hagan procesos diferentes, pero el estudio del cerebro humano es complejo y todavía quedan pistas por desentrañar

Predicciones de futuro

La información que recoja el y acumule el neocortex le será útil y necesaria para predecir futuros acontecimientos. Este es un proceso clave para entender porque los sentidos nos pueden engañar, y es que no son los sentidos en si, sino lo que el neocortex hace con la información y sus predicciones posteriores. Un ser humano puede saber que detrás de un pie estará una pierna y luego un tórax, unos brazos, una cabeza.

Esta secuencia es exacta dado que la información que tiene le garantiza esa estructura. ¿Pero que pasa cuando las predicciones fallan? El neocortex entonces buscará una explicación plausible para dar sentido a lo que esta percibiendo. Si después de la pierna no hay un tórax sino que hay otra pierna, pensaremos que estamos soñando, que es una escultura, que estamos viendo una película, etc…. Sin embargo el neocortex también se puede adaptar a una situación nueva con el tiempo hasta comprenderla.

¿Animales cerebrales?

Los humanos son animales cerebrales. No tienen ninguna ventaja física ante los  otros animales y nacen desprovistos de sistemas de supervivencia autónomos.  A modo de ejemplo, una gallina puede correr más que un ser humano y la mayoría de animales pueden ponerse en pie en poco tiempo después de nacer. En lugar de desarrollar el cuerpo para adaptarse al medio el humano ha apostado por solucionar los problemas que surgen con anticipación y planificación.

En el caso de las personas la capacidad motriz era la base para un paso más complejo, la predicción. El cerebro esta situado en la cabeza de la mayoría de vertebrados. La cabeza actúa de centro receptor. El movimiento que impulsaba a los animales hacia delante hace necesario colocar los receptores (ojos, orejas, nariz, lengua, tacto) en una posición que inspeccione lo que se percibirá dado que venimos de atrás hacia delante. La información se procesa de forma más rápida y se reacciona mejor.

Aquí tenéis un video del programa Redes que explica de forma más detallada las funciones del cerebro.

Así tenemos un cerebro encerrado que puede percibir el mundo que le rodea a través de un sistema nervioso que traslada la información de los sentidos. No existe, por ejemplo una silla que sea percibida con nuestros sentidos. No existe por lo menos hasta que no llega toda la información al cerebro. Allí será donde la forma de la silla se fusione con el color y con su tacto o  ruido al arrastrarla. Todo ello lo genera el sistema nervioso. Existen por supuesto ondas de radio o de móviles, así como colores que no percibimos. Pero si no es estrictamente necesario con la supervivencia de la especia se ignoran.

Incluso el hecho de que podamos imaginar cosas que ni siquiera existen y verlas con nitidez sólo hace más evidente que el cerebro es un sistema cerrado y que lo que proyecta solo es una parte de la realidad.

Frank Arnau Vega


Photobucket Photobucket Photobucket

Lectores on line