Archive for the 'Política' Category

Ley Antitabaco

Igual derecho debe tener el que no quiere padecer los rigores del molesto humo que el que quiere hacer uso de su libertad para consumir un producto paradójicamente legal.

¿No existe la manera de que el dirigista “papá estado” que destila cierto tufo de viejo autoritarismo respete por igual a fumadores y no fumadores?

En buena lógica la prohibición del  uso del tabaco en espacios públicos vela por el interés común, otra cosa es que se impida que el propietario de un local de ocio véase restaurantes, bares, salas de fiesta, etc. tenga la libertad de decidir si su local es libre de humo o no, de esta manera  el usuario cliente decide, en base a la información que el negocio está obligado a publicar, acceder a este o buscar otro de su gusto.

La contradicción,  hipocresía  y cinismo que supone el hecho de aumentar los puntos de venta  por un lado y de cara a la galería prohibir su uso por otro, demuestra hasta qué punto las leyes no persiguen la justicia social y la equidad de derechos, únicamente son herramientas  de represión y de  imposición unilateral de criterios.

De igual manera me sorprende la sumisión de la ciudadanía que a sabiendas de la persecución de  que es objeto acepta dócil y disciplinadamente la arbitrariedad de las normas.

Me erijo en arduo defensor del derecho de los no fumadores a no tener que soportar el humo del tabaco, asimismo reclamo la no imposición de  falsa moralina puritana a un grupo estigmatizado socialmente con la letra escarlata “A” en este caso no de adúlteros, si de asociales, aunque todo se andará…

Víctor

¿SINDE? – ¿Sin qué? – ¿Cómo?

Cuatro días son los que finalmente le quedan a la posible aprobación de la famosa Ley de Economía Sostenible (que alberga la Ley SINDE), aquel invento que nuestro querido gobierno “socialista”, de “izquierdas” y “progresista” se ha sacado de la chistera, cual mago dispuesto a convencer del conejo que no existe, aun a sabiendas de que nadie, absolutamente nadie (quitando a artistazos como Alejandro Sanz) le apoyan en dicha enmienda. Ni siquiera quienes parecían su aliado más directo (CiU o CC).

Es una más de todas estas cosas que nos están metiendo entre pecho y espalda, como caramelos envenenados. Véase todo ese follón que está montando la SGAE. Sí, todo aquello sobre la intrusión en las bodas y los robos a los establecimientos que tienen puesta la radio y todas esas cosas. Y ahora, ya directamente desde el gobierno… por lo menos los de la SGAE se disfrazan con el pasa-montañas de la “empresa privada”… Pero ya no… ahora ya pretenden privarnos de algo tan inalcanzablemente libre como es Internet, la red, esa gran fuente de información y conocimientos más o menos gratuita que tanto nos ha ayudado a seguir escuchando música o viendo películas, o simplemente informarnos, sin tener que pagar por ello cantidades aberrantes de dinero sucio, dinero del que los músicos que graban el disco – por poner un ejemplo- no rascan ni 5 euros, cuando nos están cobrando 30. Pero no vamos a entrar en detalles…

Ahora dice el gobierno Zapatero que nos van a cerrar páginas como cineutbe o seriesyonkis, entre muchas otras. ¿Y qué va a ser lo próximo señor presidente del gobierno?

Preparémonos porque quizá para el año que entra, además de no poder fumar en ningún sitio, ni consumir una cerveza en la calle, ni poder descargar una película para verla el fin de semana o compartir un disco de música con los amigos, quizá tampoco podamos salir por la noche entre semana.

Y parece que lo único que podemos hacer desde el pueblo es salir a la calle, protestar, luchar por lo que es nuestro si nos queda algo, y que se nos oiga, es decir, recuperar todo ese espíritu revolucionario que ante las injusticias debemos tener los de abajo, y no cesar hasta conseguir un cambio, hasta que exista el miedo de aprobar según qué leyes por lo que pueda protestar libre y pacíficamente el pueblo.

Zeus Díaz Cid

Contratos ni-ni, en momentos ni-ni

No es que me parezca mal la idea de estipular un tipo de contrato basado en 388 horas de formación y posibilidad de contratación, con un salario base de 443 euros al mes. No estoy en contra de aquellas personas que han decidido ni estudiar ni trabajar, o sea, que no han decidido nada. Tampoco estoy en contra de que se les ayude a encontrar trabajo. Pero quizá es algo pretencioso dedicar 20 millones de euros a un proyecto cuyas perspectivas de futuro son hartamente inciertas, cuando posiblemente, estos jóvenes a los que se les promete “el cielo”, difícilmente vayan a ser contratados indefinidamente, o simplemente contratados. Entonces podemos pensar varias cosas: desde puro electoralismo, hasta, en el mejor de los casos, una voluntad por reducir la alta tasa de paro que tenemos en Catalunya, cueste lo que cueste. A veces es peor el remedio que la enfermedad.

Luego, inevitablemente me da por pensar en todos aquellos jóvenes pertenecientes al “si-ni”, ¿qué pasa con ellos? Se trata de personas que sí han estudiado, que sí han luchado por un futuro próspero, creyendo en lo que hacían, incluso trabajando para sufragar unos estudios que, en muchos casos, son especialmente caros; pero no trabajan, no hay puestos de trabajo para ellos. También forman parte del paro que sufrimos, y no necesitan una formación, porque han dedicado años de su vida a adquirirla. ¿Qué oficio se aprende en 388 horas?

Estoy de acuerdo en que la generación ni-ni está desamparada, pero todo el mundo es dueño de sus actos, nadie está obligado por naturaleza a no estudiar y a no trabajar. Puede ser difícil estudiar, dada la situación económica de muchas familias de hoy, y actualmente es muy difícil encontrar trabajo, pero la situación de personas de entre 18 y 24 años que ahora forman parte del colectivo ni-ni, en algún momento de su vida han podido pensar en la manera de solucionar ese problema. Hay un componente personal importante en esta generación y en ese problema.

Ahora se pretende curar un mal de muchos, con un consuelo difícil de creer. Las empresas no están es situación de contratar, y sí, el 70% del sueldo lo pagará la Generalitat, al igual que la formación, pero ¿durante cuánto tiempo podrán mantenerse dichos sueldos? ¿Hasta que las empresas contraten a esos jóvenes? ¿Y cuándo las empresas estarán preparadas para contratar a esos jóvenes?

Disculpen mi incredulidad.

Zeus Díaz Cid

Control room, Al-Jazeera. La guerra del periodista

aljazeera

Hace ya algún tiempo Grupo Descansa se formo sin más pretensión que traducir el enmarañado idioma del periodismo a la gente de una manera más sencilla. Cuando eso no era posible, tratábamos de hacer entender el proceso a través de sus fuentes para que las personas que nos leyeran tuvieran unas fuentes fidedignas y no manipuladas.

Bien, lejos ahora de nuestra línea. Esta vez será la cadena de televisión Al-Jazeera la que nos enseñe algo a los periodistas. Seré sumamente breve.

Este documental llamado “Control Room” está filmado cuando empezó la guerra de EEUU contra Irak. Es sin duda un documental único en su especie. Al-jazeera nació con la pretensión de ser una voz coherente en el mundo Árabe para unos 40 millones de Árabes o Persas.

La sala de control que vemos no es más que el lugar donde los periodistas se informan de cómo va la guerra. Lejos del fuego cruzado observamos como el ejército de EEUU tiene a periodistas dentro del ejercito que tratan de hacer llegar la información, aunque muchas veces sin poder justificarla.

Tan solo un par de apuntes. Todos aquellos que gusten del periodismo internacional, esta es, sin duda, una obra clave. Enseña las entresijos, no hay teoría solo trágica práctica. Y segundo, y a modo de apunte casi cómico. El portavoz/enlace del ejército acabó años más tarde trabajando para la propia Al-Jazeera.

Este canal merece un respeto y una atención continuada, no es tan solo un canal musulmán como se suele decir (aunque musulmanes ni siquiera sea un etnia sino un credo) sino un canal dispuesto a dar su visión del mundo. Un mundo que no entendemos y creemos fácil y simplificado.

Aquí dejo el enlace al video entero en google videos.

Aquí un extracto del principio por si queréis ver como es sin cargar una hora de documental. De verdad que vale la pena dedicarle unos minutos. El resto cosa vuestra…

Pau Vilaró

Garzón el mediático

No sé si es Garzón el mediático o son los medios quienes esperan ansiosos que el juez pronuncie palabra para llenar páginas (da igual en papel que virtuales). Quizá venda más lo que diga un juez declarado homosexual… Quizá a Baltasar Garzón le guste estar en el punto de mira… o quizá sean casualidades de la vida…

Lo último del juez es un expediente de nada más que 19.000 folios en los que intenta probar la trama de corrupción de altos cargos del PP. A modo de resumen, Francisco Correa dirigía el cotarro entre amigos y conocidos a los que se obsequiaba con viajes, joyas, comisiones ilegales y tratos de favor, especialmente en temas de construcción y explotación de suelo. Resumiendo, urbanismo e inmobiliarias. Corruptos en un país que ha vivido una gloriosa entrada a la democracia paralela a una gloriosa especulación inmobiliaria… Una más en España. ¿Sorpresa? Más bien aburrimiento por reiteración…

Desde hace unos días los nombres que vamos escuchando son los de Luís Bárcenas (Luís, el cabrón para los amigos) y Gerardo Galeote, que cobraron 1,3 millones de euros y 650.000 de los mismos, respectivamente, entre 1997 y 2007. Es decir, casi dos millones de euros que Garzón ha demostrado gracias a declaraciones judiciales y policiales de algunos implicados en la trama y 28 apuntes de la contabilidad de la caja B. Más pruebas que implican a altos cargos populares en el caso Gürtel.

El proceso de investigación judicial imputa a políticos de las comunidades madrileña y valenciana (recordamos todos la polémica por los trajes de Francisco Camps, otra gloria política, otro amigo de Correa).

Pero aunque a Garzón se le escuche mucho, se le acaba el turno, que lo cede al Tribunal Superior de Justicia de Madrid, quien se encarga desde el 1 de abril de la investigación de la trama y que se plantea la posibilidad de remitirlo al Tribunal Supremo por la importancia del tema. En total, aparecen presuntamente implicados 10 altos cargos del partido de Mariano Rajoy, al que su líder les ofrece protección y presunción de inocencia, como afirmó Mª Dolores de Cospedal a diversos medios esta misma semana. En definitiva, una estrategia preventiva del equipo de comunicación y relaciones públicas que asesoran al mismo Rajoy y a Cospedal. Veremos qué resultado les reporta…

Por ahora toca esperar más pruebas y conclusiones del TSJM. Ahí va un pequeño reportaje sobre la relación entre la derecha y la pela (cuando suceda con la izquierda ya linkaré un video izquierda-dinero/corrupción).

Jordi González Capel

Obama vs McCain vs Opinión Pública, “Homo Sartori”

El ejercicio de la memoria es un buen pasatiempo si se invierte en aprender algo  nuevo. Por ello me tomé la libertad de revisar el texto de Giovanni Sartori “Homo Videns”, que citamos previamente en un ensayo sobre televisión referido a Rodolfo Chiquilicuatre por parte de Zeus Díaz. Se nos recriminó entonces un entendimiento limitado del texto. Bien, tomémoslo de nuevo en el campo que interesa estos días: los sondeos para descifrar si Obama o MacCain llegarán a la casa blanca de la mano de la opinión pública. Veamos cuán fundadas pueden ser las estadísticas si tomamos la teoría…

En su ensayo “Homo Videns”, Sartori se pregunta por la idea de la democracia representativa y de cómo se forma la opinión pública. En primer lugar porque  se supone que de su decisión emana el poder de cambiar las políticas actuales, pero se nos presenta la opinión pública (OP) como algo extendido pero sin fuerza de cambio.

Analiza la OP como ideas innatas de Platón, ideas preconcebidas que existen antes y después de la existencia humana. Obviamente el símil es más una referencia visual que una idea concreta.

La OP es frágil en cuanto al contenido, dado que se basa en tres pilares básicos; véase: intereses generales, bien común y problemas colectivos. Estos mecanismos son citados como Doxa, es decir, algo sin pruebas fehacientes de que exista (no es ciencia, episteme). La OP es fácilmente variable y no se mantiene sujeta a intereses arraigados, dado que cuando una opinión se interioriza y personaliza, pasa a ser una creencia. Así, se entiende que la democracia es solo cierta en parte, dado que el poder de decisión sí está en el pueblo, pero este pueblo no está informado, ni lo pretende.

Una vez sentada la base, Sartori hace hincapié en los medios como conductores de opinión. Mientras que la prensa escrita defiende una variedad de ideas tanto parciales y dirigidas como autónomas, la televisión suele recurrir al bombardeo indiscriminado de información para crear OP al gusto. Medios como la radio no alteraron demasiado la OP. La sociedad la escuchaba pero no se revertía de esa pasividad que solo la imagen transmite. La fuerza de una imagen está en ella misma y no tanto en la información que aporta. Esto nos plantea el problema: ¿Solo por que una imagen sea real es realidad? La máxima “ver para creer” está explotada al límite ya que si no se tienen imágenes no existe la noticia. Hay lugares, no nos engañemos, donde las cámaras no entran ni han entrado en años. Son conocidos los herméticos intentos  de naciones, como Corea del norte, China o más recientemente el Congo, de cohibir a la prensa para no desvelar lo que en realidad ocurre. Con lo cual en una sociedad actual puede existir un hombre que atropelle a un perro con una bicicleta, pero quizás no haya niños indios muriendo de desnutrición en una aldea recóndita. Las opiniones cada vez son más dirigidas a intereses partidistas o generalitas. La televisión no muestra los cambios de la sociedad, refleja los cambios que ella misma promueve.

Los contenidos televisivos deben llevar cierta cantidad de información creíble o al menos en apariencia creíble.  ¿Como medir la OP? Un Sistema que viene funcionando en TV más notablemente son los sondeos. En primer lugar, porque condensan la información en una porción de espacio que es fácilmente reconocible por el espectador, que además la podrá interpretar rápidamente. También entra en juego un principio que sí es Episteme, la matemática, aunque por sí misma no es verdadera, pues solo refleja un tanto por ciento obtenido de forma nada científica. En segundo lugar, el cómo se consigue esta información es relevante pues el modo de hacer la pregunta, el tono, el interlocutor, el orden, etc… son variables que afectan a la OP. Y eso es sin tener en cuenta que muchas veces las opiniones son dadas sin saber a ciencia cierta si son verdad o no. Se puede responder a un tema solo por apariencia aún sin saber nada específico sobre él. Por ello, la mayoría de opiniones recogidas son insubstanciales e incluso de subjetividad teledirigida en el mejor de los casos.  Existen también sondeos teledirigidos, también tan poco imparciales que son creados específicamente para crear opinión mientras se formulan. No es lo mismo: ¿está a favor del aborto? Que: ¿está a favor de la muerte de bebés no natos?

Así, conectando con la primera parte del texto, la democracia lleva a los gobiernos a basar muchas de sus políticas en la OP extraída de las encuestas a los ciudadanos. El verdadero poder del pueblo reside en su opinión desinformada. Con lo que al final se tomarán decisiones o bien dirigidas desde un principio o simplemente basadas en opiniones ciegas.

Existe un gran desinterés generalizado por las cuestiones comunes. La atención del receptor varía según el medio que use. Así, alguien que lee el periódico durante un par de horas puede percibir cierto número de sucesos e interiorizarlos con mayor o menor exactitud. El mismo caso en la televisión es totalmente diferente. Las noticias están tan condensadas que no se consigue retener la información, mucho menos sentar un precedente para estar informado la próxima vez que se vea una noticia relacionada. El archivo cerebral está peligrosamente vacío. Se oye hablar de Palestina o Yihad o Chiies y Suniies. Pero aunque sean términos familiares no se acaba de entender quienes son o que pasa. Queremos saber qué opinan de un tema sin saber si saben del tema.

El propio Sartori reconoce que “Por sí misma la información no lleva a comprender las cosas: se puede estar informadísimo sobre una cuestión y no entenderla”.

Sartori diferencia también dos males mayores de la comunicación informativa: la desinformación y  la subinformación:

Por desinformación se entiende el hecho de presentar noticias falseadas a quien las percibe (deliberada o no) y por subinformacion, recortar la noticia o empobrecerla demasiado.  Entendiendo estas dos faltas como inevitables en los procesos de comunicación, la esperanza es que las opiniones vertidas no sean manipuladas o recortadas con premeditación.

En ese sentido la televisión es un medio que no discrimina a la hora de presentar la información. En sentido estricto hay gran variedad de sucesos que son información. Incluso las imágenes desprovistas de significado pueden aportar cierta información o ilusión de información. El periódico ya discrimina a los analfabetos, cosa que la radio mejora y pule la televisión. Pero el abuso de la imagen para crear noticia lleva a la TV a crear noticias de impacto con le solo hecho de poner una cámara y filmar. Entonces las noticias se crean por la televisión y ya no es solo el medio que las transmite.

Es básico que la televisión esté presente donde sucede la acción, sino no tendría sentido la noticia. Si no se puede filmar no existe. Este problema no es tan acentuado en radio y nada grave en prensa escrita.  Las opiniones se forman con la realidad más cercana y accesible posible. Ello también explica el porqué la sociedad prefiere la TV a la prensa escrita. Leer es un gasto de tiempo, un coste y, aunque pueda llegar a ser beneficioso, la cultura del esfuerzo por la información se pierde en aras de los pseudos acontecimientos televisivos. Cabría reflexionar sobre si la televisión es un medio de entretenimiento o un creador de opiniones volátiles.

En la televisión, si no se trata un tema, es como si no existiera. Como letras borradas de un libro por hallar un símil parecido.  La desinformación es peligrosa y aún más si es intencionada. Allí donde no entra la televisión no hay noticia. Dentro de esta desinformación están las falsas estadísticas y las entrevistas casuales. Anteriormente ya se ha comentado que las estadísticas al contar con la matemática se hacen más creíbles al ojo humano, cuan fácil es pues, manipular los datos objetivos de un sondeo ya prefijado para dar una opinión concreta desde el principio. Todo depende del lado por el que se mire. No existe la igualdad plena pero sí se debe intentar plasmar todas las opiniones de forma equitativa. La entrevista casual bebe de la fuente del pueblo, se pregunta a personas sobre gustos u opiniones concretas alzando su opinión a dogma, esté el sujeto informado o no del asunto. Hemos visto que las noticias son seccionadas y cuidadas antes de llegar al público y aún así no se demuestra que se aprenda o se cree una opinión sólida. Pero cuanto más descabellado es el tema, más lo recuerda la gente.

Comunicar es informar, pero también hay que formalizar, que quiere decir comunicar. Es difícil formarse una opinión correcta cuando la OP está tan frecuentemente, no equivocada, sino desinformada.

No entraremos a valorar un texto con opiniones personales, solo transmitir. No es nuestra obligación, ni está en nuestro criterio matizar las teorías de los autores citados, pero sí tratar de transmitirlas a la gente para aprender a diferenciar qué tipo de información percibimos y qué herramientas tenemos para estudiarla.

Frank Arnau Vega

Para el avance global y en contra de los falsos dogmas

Los grandes pasos que está dando la genética nos recuerdan lo complaciente que es el triunfo de la verdad cuando esta lleva a mejorar el conocimiento previo que se tenía sobre aquella materia. Antes se han tenido que saltar múltiples obstáculos. La opinión y la creencia de los políticos, aunque también la de las personas que son ciudadanas de los países. Las leyes han tenido que ser interpretadas en pro del progreso, lejos del conservadorismo inicial, o han tenido que aparecer de nuevas para poder regular lo que hasta el momento ni se había contemplado. Es el triunfo de una nueva verdad, de nuevo divulgada. A veces las leyes solo permiten matizar lo existente y no dejan paso a la verdad más nueva y verdadera que se haya podido demostrar. Quizás por miedo a la velocidad, o quizás solo por causa de la contradicción a la que han sido expuestas tales mentes conservadoras. Increíble pero cierto, la verdad siempre duele y son pocos los que saben rectificar. Y lo más importante, cuando, con que inmediatez desde que se produce tal descubrimiento, y que a tiempo de que esa aceptación pueda suponer una innovación, una ventaja competitiva y un servicio al avance de la humanidad. Me gustaría comparar el mundo y la vida con un gigantesco puzzle que hay que descifrar. Las piezas son las que son, los recursos limitados otros renovables y los códigos están allí cambiantes para que los descifren.

Reciente mente he podido leer un interesante número del suplemento de el País, “Salud”, que se titula “Dogmas caídos” y que recoge en su mayoría unos interesantes artículos que reafirman la idea que he expuesto al principio. “A diferencia de la religión, la ciencia es antidogmática porque sus verdades son siempre provisionales.” (Salud. El País. 10 de mayo de 2008). Así, en este suplemento encontramos argumentos de peso para afirmar que en contra de lo que Ramón y Cajal expuso durante su vida, de que la actividad cerebral solo se produce en alguna parte del cerebro, recientemente se descubrió que esto no era así gracias a las técnicas de neuroimagen funcional y el electroencefalograma: “La plasticidad neuronal, es decir, la capacidad adaptativa del cerebro para reorganizar su sinapsis, es mucho más potente de lo que había imaginado Ramón y Cajal, el inspirador de este concepto central de la neurociencia. La posibilidad de que el cerebro reorganice su estructura y sus funciones para minimizar los daños de una lesión es mayor de lo que se pensaba, hasta el punto de que si se daña una región, otra próxima es capaz de asumir en parte las funciones perdidas.”

De igual manera se descubrió de que el cáncer no era un virus y que las causas eran genéticas. Y actualmente por fin sabemos de que no es suficiente con tener genes cancerigenos también es necesario que las condiciones externas provoque la activación de esos genes en las células infectadas para que se produzca la enfermedad. Radiaciones, comida alterada biológicamente o las dioxinas que contiene el aire polutivo, etc. Vivimos en un ambiente cambiante y hemos equivocado las piezas y toca rectificar. Si podremos o no, ya es otra historia pero por lo menos no debemos negar lo más evidente, si utilizamos células madre para la investigación, el avance será más rápido y productivo. Eso si siempre que esto sea utilizado con corrección. Leyes que regulen que se puede y que no, pero permitamos trabajar a los científicos con la mejor materia, la más natural y que proviene del hombre. Quizás así avancemos en las enfermedades genéticas de la población. Volvamos a colocar las piezas del puzzle en su sitio.

Para concluir y retomando lo expuesto en la introducción, debemos entender que nada es infalible y de que todo se debe falsear, ¿si no como puede ser de entrada cierto?. Y a además como podemos estar haciendo presumpción de infalibilidad sino permitimos las opiniones contrarias, si no permitimos que la verdad arroje por el suelo los falsos dogmas de la sociedad. En ciencia es fácil pero, ¿y en la manera de hacer política de estado? “Nuestra intolerancia meramente social, no mata a nadie, no ilegitima ninguna de las opiniones, pero hace que los hombres las disfracen o se abstengan de hacer ningún tipo de esfuerzo activo para su difusión” (Stuart Mill, Sobre la libertat)

Felip Vergonyós Gregorio


Photobucket Photobucket Photobucket

Lectores on line