Archive for the 'Literatura' Category

Lou Reed nos muestra sus tendencias literarias

El ex líder de la conocida banda de rock Velvet Underground ha publicado, junto al ilustrador Lorenzo Mattotti, una adaptación del poema “El Cuervo”, de Edagr Allan Poe.

Juntos, han llevado a cabo este proyecto que hoy mismo han presentado en Barcelona. Pese a que Reed asegura no tener intención de continuar con este tipo de proyectos, sí que apunta a una idea de futuro: “sería interesante hacer una novela gráfica en torno a El Club de la Lucha, de Chuck Palahniuk.

El proyecto forma parte de un tríptico que empezó como espectáculo, continuó como disco, y actualmente se conforma como trabajo editorial ilustrado. Segurmente un tríptico sin nigún despedicio, ya que aúna tres tendencias muy diferentes, de tres autores también muy diferentes, que han unido sus capacidades artísticas para congeniar a la perfección.

Reed: “Edgar Allan Poe es el mejor poeta de todos los tiempo, y un genio de la exploración de la mente”.

Zeus Díaz Cid

Anuncios

Literatura a muchas manos

De pequeño, en mis primeras andanzas en el mundo de la lectura y la literatura, ya me pareció fascinante la idea de leer libros en los que tú mismo podías escojer el final. En función de tus inquietudes respecto a la historia ibas a una página u otra, y cada una desarrollaba el resto del relato hacia un desenlace distinto.

Bien, hoy en día, eso ha quedado desfasado con las nuevas tecnologías. El gran Internet y algunas mentes con grandes ideas ponen a disposición del usuario un libro creado a 4, 5, o varias manos más, todo a través de la red.

Esta es la iniciativa que va a llevar a cabo el proyecto To Be Continued (Continuará), de la mano de su responsable Xavier Bru. El objetivo según afirma Bru es crear una “auténtica comunidad literaria virtual, activa y participativa”.

Un escritor de renombre y habla hispana será el encargado de comenzar la historia con el primer capítulo, que continuará escribiéndose on-line por otros escritores e internautas. Una vez culminado el segundo capítulo se procederá del mismo modo con el tercero, y así sucesivamente. El usuario podrá participar libremente en este proyecto, bien como lector y conocedor del proyecto, bien como usuario registrado, lo cual le permitirá opinar y votar sobre todo el proceso; y por último, el usuario podrá participar como escritor, después de haber rellenado una ficha con sus datos literarios.

No queda ahí la cosa, sino que a través de diferentes redes sociales como facebook, twitter o spotify, será posible proponer banda sonora para los capítulos, vídeos de apoyo, o ilustraciones.

Según los responables, To Be Continued está pensado para comenzar a trabajar en enero, de manera que prometemos manteneros informados de cualquier novedad respecto al tema. Por ahora, es una de las grandes ideas que corren por la red, y el principio de grandes cambios a nivel cultural, es decir, una readaptación de la nueva cultura de masas que se desarrolla virtualmente.

Zeus Díaz Cid

De discursos que retrobes en certes dates

Aquesta tarda remenava entre un grapat de llibres de la prestatgeria de casa. No buscava res en concret sinó que tan sols observava els títols ja llegits i recordava arguments, personatges, autors o aquell final que mai em va agradar. Llavors li ha tocat el torn a un petit exemplar que precisament destacava per la seva mida reduïda. Vaja! Discurs d’inauguració de la Fira de Frankfurt 2007 de Quim Monzó. He tornat a llegir i, sobretot, he tornat a gaudir amb aquesta Edició Facsímil de l’excel·lent i original discurs inaugural d’aquell certamen literari on la cultura catalana va ser la convidada. En Monzó, com és habitual en ell, es va esplaiar en una combinació d’elegància, humor i originalitat.

La casualitat (o no) ha portat a les meves mans aquest petit exemplar en una data tan assenyalada per als catalans com és la Diada i, que si em permeteu, m’agradaria compartir amb tots vosaltres. I no pas perquè es tracti d’un discurs patriòtic, sinó per l’intent de fer una aproximació del que és la literatura catalana a orelles foranies d’un mode molt particular.

“Senyores i senyors,

Com que de discursos no n’he fet mai (i no sé si en sabria) els explicaré un conte”.

Feliç diada.

Miquel Cornellà

Miguel Delibes: “No deseo más tiempo. Doy mi vida por vivida”

Lamentablemente hoy nos ha dejado uno de los grandes. Periodista, académico de la lengua y escritor. El vallisoletano Miguel Delibes ha muerto esta mañana en su casa, a los 89 años,  a causa del cáncer de colon que no ha podido superar.

Foto extraída de LaVanguardia.es

Deberán quedar en nuestra memoria, por la cuenta que nos trae, títulos como Los Santos Inocentes, La Hora Roja o Las Ratas, entre muchos otros. Cabe recordar la cantidad de galardones de los que presume, entre ellos el Príncipe de Asturias, o el Cervantes. El último galardón del que pudo disfrutar lo recibió de la mano del presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, el noviembre pasado: La Medalla de Oro de Castilla y León. El autor expresó “una ilusión muy grande”, en una época en la que “parecía que los grandes premios ya habían pasado delargo”. Con estas palabras despedimos a uno de los más grandes de las letras de nuestro país.

Hasta siempre maestro.

Zeus Díaz Cid

Chuck Palahniuk. Escritor de mente

Chuck Palahniuk (1962). Es un escritor que hace que la impresión de leerlo sea similar a una experiencia virtual o a ver un cortometraje con todo lujo de detalles. Las repeticiones. Los coros de voces. Los personajes más bizarros e humanos de EEUU han pasado por su pluma.

chuck

Chuck Palahniuk

Aquí dejamos unos enlaces con las entrevistas al escritor que usamos en el artículo. (123). El texto entre las preguntas es propio.

Chuck Palahniuk se licenció en periodismo en Oregón ( EEUU) . Así como las historias de artes marciales los discípulos con talento encuentran al maestro deseado en el momento justo, Palahniuk recibió un seminario de Escritura peligrosa impartida por Tom Spanbauer.

Este proceso utiliza el minimalismo para describir traumas del pasado en los cuales se deba ser lo más sincero posible. De ese modo la mayoría de estas obras son en primera persona y tratan tabúes sociales que no podrían ser presentados como “normales”.

P. ¿Sigue esto la ruta de la escritura del riesgo que aprendió junto a Tom Spanbauer?

Sí. Este tipo de escritura te permite regresar a un recuerdo, a una experiencia que está sin resolver y que debes asimilar porque es parte de tu vida, de tu pasado, pero también de tu presente. Se puede entender como un vómito, pero también como una exploración, que te permite alcanzar una comprensión profunda de las cosas que te enfadan. Así, llegas a tolerarlas. Es un trabajo terrible y desagradable llegar a ese primer borrador.

Los personajes de Palahniuk son antihéroes. Personas reales con más miserias que alegría pero con un particular humor negro. Parece talmente que el Holden Caufield de Salinger ha crecido y se ha tornado en un alcohólico cínico y nihilista. Aunque su autor se defienden en ese aspecto.

¿Cuál es la más errónea interpretación de tu trabajo?

– Que mis libros son nihilistas. O que sólo escribo para choquear a mis lectores. Si hay un elemento común en mis novelas, es que en el fondo son romances. Todas giran en torno a un individuo enajenado que se identifica a sí mismo como antisocial. En cada uno de mis libros, el sujeto crea las circunstancias que le permiten volver a insertarse en la comunidad, normalmente de la mano de una pareja.

monstruos_invisibles1En un repaso rápido por las novelas de Palahniuk (El club de la lucha, Nana, Monstruos invisibles, Asfixia, entre otros) observamos temas como la transexualidad, la esquizofrenia, los traumas de la niñez o el poco sentido común de muchas normas de la sociedad. Pero desde hace unos años estos temas son vistos con más recelo. De hecho, tras los atentados del 11-S en EEUU, el escritor se ha decantado más por la de ficción.

P. ¿Qué le ha llevado a la ciencia-ficción?

– Es un género con el que crecí, siempre me ha gustado mucho. Además, desde el 11 de septiembre siento que no puedo presentar en las novelas al tipo de personajes salvajes que suelo tratar, hoy serían considerados terroristas. Necesito ponerlos dentro de una literatura de género.

Es cierto que este novelista es impactante. Como apunte cabe decir que la adaptación de la película de David Fincher “El club de la lucha“, sacudió al público de EEUU y fue clasificada de peligrosa y anti sistema ya en 1999. El mensaje de trasfondo de esa novela era el despertar de la mente. Dejar de estar dominados por todo un mundo de apariencias. Ser más humanos. Pero parece, que como siempre ocurre con los medios de comunicación el mensaje no llego por igual a todos.

¿Crees que “El club de la lucha” podría convertirse en película hoy?

– De ninguna manera. No creo siquiera que pudiera escribir la misma novela hoy. No es que me sienta responsable por los verdaderos clubes de pelea que la historia originó. Hasta el día de hoy, sigo recibiendo cartas de gente que jura que eran parte de clubes de pelea sesenta años atrás, durante la Segunda Guerra Mundial. Esa es mi coartada: lo que sea que pueda concebir, probablemente ha habido 10 mil otros que ya pensaron lo mismo.

Con todo, la realidad siempre está reñida con el imaginario colectivo. Los libros de Palahniuk son historias de perdedores, pero con un universo interior caótico que les mantiene vivos. Se alimentan de la desesperación que emanan. Pero eso también es humanidad desde luego.

El club de la lucha EEUUUn escritor debe saber transmitir, y aquí el escritor de Oregón tiene una baza que le vale los favores de la crítica. Y es que, el que ya lo ha leído puede notar como el estilo es diferente a todo lo que sea visto anteriormente. Las frases cortas, que son casi como polaroids enganchadas en un corcho, nítidas y claras. El dominio de la mente de los personajes. Unos personajes nunca planos, siempre con particularidades, prácticamente, y perdonando la expresión, un autentico zoológico humano. También cabe destacar el dominio de los procesos mentales. Hace ya algún tiempo vi una entrevista en la cual el novelista explicaba que para escribir no pensaba en el acto, sino en los procesos mentales que se criban para desarrollarlo.

Eso es el pensar en pensar, al parecer un arma de impacto directo en el mundo literario.

– Utilizo párrafos de una sola oración y coros de fondo, así como también tergiversaciones a propósito, como métodos para disminuir la velocidad del lector y controlar la velocidad de la trama. Es un estilo basado más en el “compás” del tiempo, como la música. Más allá de esto, no puedo controlar la interpretación del lector sobre el contenido de la historia. Sí que me esfuerzo por nunca exponer mis cuestiones personales en cada trabajo. Hacerlo sería imponer una interpretación “correcta” y excluiría la experiencia y participación del lector.

Se Recomienda la lectura de este autor los días fríos de lluvia o en las playas nudista en verano.

Frank Arnau Vega

826 Valencia: “¡Al abordaje!”

No intentes mantener atada tu imaginación. Esa es la primera regla que cualquier aspirante a lobo de mar debe aceptar al entrar en la tienda de piratas de Dave Eggers, 826 Valencia. Si respeta este código de honor y no cae por alguna de las trampillas escondidas por la tienda, ante sus ojos –ojo y parche, si de verdad es un pirata– se presenta un gran surtido de objetos que le permitirán dejar de ser un marinero de agua dulce: la imprescindible Jolly Rogers, cartas de navegación y mapas del océano, repuestos para la pata de palo, brújulas, catalejos y demás aparejos de navegación, pedazos de sabiduría bucanera y… ¡un momento! ¡Libros! ¡Rayos y centellas!

Uno se pregunta: ¿Qué esconde un afamado escritor y periodista al regentar una tienda de piratas en el barrio latino de San Francisco? La respuesta se encuentra al abrir la puerta trasera de la tienda. En lugar del habitual almacén, despachos y lavabos, la rebotica de 826 Valencia es la verdadera razón de ser de todo el local. Allí, Dave Eggers y su equipo de locos tratan de contagiar a los niños del barrio y de toda la ciudad esa dulce locura que se esconde en el acto de leer y escribir.

Los orígenes de 826 Valencia se remontan al año 2002. Eggers había adquirido fama mundial tras su aclamado libro “Una historia conmovedora, asombrosa y genial”. La historia trata de los problemas que Eggers vivió cuando, al morir sus padres con un mes de diferencia entre ellos, él tuvo que hacerse cargo de su hermano Toph. Se mudaron de Illinois, donde habían crecido, a la Bahía, y Dave, con sólo 22 años, empezó a mezclarse con los profesores de Toph para conocer mejor a su hermano pequeño. “Casi sin darme cuenta me convertí en un adulto y descubrí qué es ser humano”.

La revisión de esos años, con amplias libertades creativas y el estilo crudo pero hilarante de Eggers, llevaron al libro al número uno de la lista de best-sellers del New York Times, a la final del Premio Pulitzer o a ser declarado por la revista Time como el mejor libro del año 2000. Y en 2002, New Line Cinema adquirió los derechos para llevar la historia a la pantalla por la nada despreciable cifra de dos millones de dólares.

Con el dinero del libro, Eggers pudo cumplir su sueño de ayudar a las decadentes escuelas públicas del barrio. Así que, junto a Ninive Caligari, amiga de la infancia y profesora de instituto, Dave inició los trámites para abrir un centro donde los niños pudieran pasarse después de las clases a recibir ayuda con sus deberes y sentirse interesados por temas relacionados con la literatura. El primer impedimento se lo encontraron en las ordenanzas municipales del distrito, que obligaban a todo establecimiento a ser o comercial o del ramo de la restauración. Así es como Dave tuvo la idea de montar la tienda de tesoros escondidos: “Estos niños no iban a ir a un sitio llamado Centro Para Niños Que Necesitan Ayuda, ¿no?”. Además, los beneficios de la tienda se destinan a las actividades del centro literario, que son todas gratuitas.

Entre estas actividades, además de ayudar a los jóvenes con sus deberes escolares, se organizan talleres de cómic, de jazz y poesía, proyectos en las escuelas de la ciudad, campamentos literarios de verano, preparación de fanzines, noches de comedia o charlas con invitados relevantes en el panorama cultural, de la talla de Spike Jonze. Y a los mandos del timón, 826 Valencia ha colocado a un equipo formado por voluntarios, escritores de renombre, periodistas, artistas gráficos –el Barrio de la Misión está lleno de murales de artistas del Chicano Art Mural Movement de los setenta– y cualquiera con las aptitudes necesarias para envalentonar a un chaval en la aventura de publicar. Porque al final de eso se trata: “De hacerles creer que es posible que sus libros estén en la misma estantería que los libros que les gusta leer. Hoy en día la tecnología lo permite”. Y una considerable inversión de energía, tiempo y recursos.

Después de ayudar a los jóvenes en sus proyectos, los tutores entregan el material a Mr. Blue, un editor gordo y cabreado, que vive en el ático. Mr. Blue exige que todo el material que le llega sea absolutamente original. Si no es así, los niños escuchan sus gritos irritados, pero si el material supera esta prueba de fuego, se oye el sello de aprobación y se empieza con el proceso de publicación.

Esta estrategia imaginativa, este Mago de Oz del piso de arriba, sirve a los tutores para motivar a los jóvenes a desarrollar su propia imaginación, lejos de las historias que les proponen el cine o los videojuegos. Y al parecer funciona ya que los otros centros que el movimiento 826 National ha abierto a lo largo del país, tienen cada uno su propio editor cabreado: el centro de Chicago rinde pleitesía al Almirante Moody, mientras el material de los niños de Seattle lo examina una ostra gigante, Mr. Geoduck.

Estos centros paralelos iniciaron su andadura en el 2004. “Nunca esperé que esto se extendiera más allá de la Bahía. Pero recibíamos tanto apoyo y tantas preguntas para poner en marcha algo similar que iniciamos 826 National”. La organización ha servido de paraguas para la apertura de los demás centros y actualmente ya son siete, todos con el particular estilo de 826 Valencia: el original en San Francisco, los ya mencionados de Chicago y Seattle, así como en Boston, Michigan, Los Angeles y Nueva York.

Todos disponen de su tienda-anzuelo para atraer a los niños. La Batcueva, La Tienda de EspíasLa Tienda Aburrida, en su nombre en clave–, La Tienda de Robots, de los Viajes en el Tiempo… La imaginación y la fantasía de los centros 826 impulsados por Dave Eggers han conseguido que un buen puñado de niños y jóvenes visiten estos reinos fantásticos, y vuelvan con un valioso botín formado por grandes historias que contar. Poner a su disposición los medios para contar estas fabulosas historias es lo que Dave hace. La última de ellas, “Exactamente diez castores, nueve hadas, ocho sueños, siete caballeros, seis princesas, cinco perros, cuatro nutrias, tres hombres viejos, dos robots, un zapato viajero y todo lo demás que hace falta para hacer el mejor libro de historias infantiles”, no necesita más presentación que el título.

Dave y su equipo siguen mezclando aprendizaje con sentido del humor, sacrificio con diversión, esfuerzo con risas y trayendo un pedazo de fantasía a un barrio donde a los niños, de otra manera, tal vez les costase algo más ser capaces de soñar. Y el proyecto sigue a toda vela, rumbo al horizonte.


David jollyrogers

¡Mamá, quiero ser dadaísta!

Recientemente vino a mi memoria el poeta y ensayista Tristan Tzara, fundador del movimiento dadaísta junto con Jean Arp Y Bruno Ball.

En uno de los últimos post colgados hacíamos referencia al teatro del absurdo. El movimiento dadaísta bien podría ser su hermano mayor literario. El dadaísmo pretendía romper las barreras del arte y sus convencionalismos. No estuvo presente solo en la literatura, sino que fue seguido por artistas gráficos, escultores, músicos, etc.

Pues bien, hace ya algún tiempo cuando los primeros libros de peso empezaban a caer en mis manos me topé con un poema breve a modo de manifiesto. En el te enseñaba a hacer poemas dadaístas. Me pareció francamente brillante.

El poema es el siguiente:

Coja un periódico.

Coja unas tijeras.

Escoja en el periódico un artículo de la longitud que cuenta darle a su poema.

Recorte el artículo.

Recorte en seguida con cuidado cada una de las palabras que forman el artículo y métalas en una

bolsa.

Agítela suavemente.

Ahora saque cada recorte uno tras otro.

Copie concienzudamente

en el orden en que hayan salido de la bolsa.

El poema se parecerá a usted.

Y es usted un escritor infinitamente original y de una sensibilidad hechizante,

aunque incomprendida por el vulgo.

Como tenemos debilidad por el contenido audiovisual, os dejamos un cortometraje que guarda cierta relación con el poema de Tristan Tzara.

Siguiendo la estela de este movimiento me atrevo a hacer un poema dadaísta. La verdad es que no sienta nada mal. Aquí la lógica, la rima o la coherencia son solo posibles atajos muy apartados de la poesía natural. No he metido palabras de periódico recortadas, pero me gusta creer que la doble lectura de este poema es que la bolsa es tu cabeza.

Sumérgete en tu corazón

Puedes tener de escudo tu alma

Tu orgullo, o por descaro

Con un par de razones ya lo tienes más a mano

Ahora álzate presto a la coalición

Nadie logra comunicarse solo

En situaciones tan caóticas

Y no se tanta semiótica

Difícil

Tan sencillas, las muchachas

Que bailaban en el patio

Sus vestidos impregnados

De rosados corazones

Sus mejillas rojizas

Despertaban.

Los marsupiales

Tan enfadados con dios

Tramaban una venganza divina

Aliados con los mestizos

Retomando las armas

En el fondo

Del mar de tus palabras

Nadie sabe quien expresa

Nadie sabe quien se esconde

Solo sabemos que un loco responde

A tu lado

Sin sentido

Probad ahora vosotros a hacer uno y luego si lo comentáis aquí sería muy interesante. Estamos abiertos a vuestros escritos dadaístas.

Frank Arnau Vega


Photobucket Photobucket Photobucket

Lectores on line